Cuaderno de bitácora de la travesía musical que realizan los cantautores Nino Sánchez y Amparo García-Otero
VISITA NUESTRA PÁGINA WEB

martes, 30 de octubre de 2007

Más allá de los recuerdos

Algunas voces se pierden en el pozo de los siglos, a pesar de que sus
ecos perduran si lo merecen. Tal es el caso de Jorge Manrique, nuestro gran poeta del que dijera Antonio Machado "entre los poetas míos tiene Manrique un altar"...¿Quién no recuerda las "Coplas a la muerte de su padre"? "Recuerde el alma dormida,avive el seso y despierte contemplando cómo se pasa la vida, cómo se viene la muerte,tan callando;cuán presto se va el placer,cómo, después de acordado,da dolor;cómo, a nuestro parecer,cualquiera tiempo pasado fue mejor..."



"Juglares del Duero" quiere ante todo ser una apuesta cultural, reavivar las voces de algunos de nuestros poetas, navegar en las aguas turbias del "amodorramiento" a que nos somete la sociedad actual y ¡locos de nosotros!, volcar nuestros esfuerzos en agradar a las minorías que gustan de saborear nuestra poesía tradicional.

De Jorge Manrique he puesto música a dos poemas amatorios "Es amor fuerça tan fuerte" (del poema "Diciendo qué cosa es amor") y "Sin Dios y sin vos y mí".
La versión la he realizado en castellano actualizado para facilitar la comprensión. Estas dos canciones irán en el CD. También he compuesto una pequeña obra con fragmentos de las célebres Coplas, estoy pensando en la posibilidad de incluir ésta última en los conciertos en directo. Ya veremos.

DICIENDO QUÉ COSA ES AMOR...

Es amor fuerça tan fuerte
que fuerça toda razón;
un fuerça de tal suerte,
que todo seso convierte
en su fuerza y afición.

Una porfía forçosa
que no se puede vencer,
cuya fuerza porfiosa
hacemos más poderosa
queriéndonos defender.

Es placer en c'hay dolores,
dolores en c'hay alegría,
un pesar en c'hay dulzores,
un esfuerzo en c'hay temores,
temor en c'hay osadía.
Un plazer en c'hay enojos,
una gloria en c'hay pasión,
una fe en c'hay antojos,
fuerza que hacen los ojos
al seso y al coraçón.

Es una catividad,
sin parescer las prisiones,
un robo de libertad,
un forzar de voluntad
donde no valen razones.
Una sospecha celosa
causada por el querer,
una rabia deseosa
que no sabe qu'es la cosa
que desea tanto ver.

Es un modo de locura
con las mudanzas que hace:
una vez pone tristura,
otra vez causa folgura,
como lo quiere y lo plaze.
Un deseo que al ausente
trabaja, pena y fatiga;
un recelo que al presentehace callar lo que siente,
temiendo pena que diga.

Todas estas propiedades

tiene el verdadero amor.
El falso, mil falsedades,
mil mentiras, mil maldades
como fengido traidor.
El toque para probar
cuál amor es bien forjado,
es sufrir el desamar,
que no puede comportar
el falso sobredorado.

(Jorge Manrique)

SIN DIOS Y SIN VOS Y MÍ

Yo soy quien libre me vi,
yo quien pudiera olvidaros,
yo so el que por amaros
estoy desque os conoscí,
sin Dios y sin vos y mí.

Sin Dios, porqu'en vos adoro,
sin vos, pues no me queréys,
pues sin mí ya está de coro
que vos soys quien me tenéys.

Assí que triste nascí,
pues que pudiera olvidaros,
yo so el que por amaros
estó, desque os conoscí,
sin Dios y sin vos y mí.

(Jorge Manrique)

De los recuerdos, nacen los sueños, más allá de lo que fuimos, está lo que soñamos ser. La voz del poeta por tanto, pervive siempre en el recuerdo, siempre más allá.



boomp3.com

sábado, 27 de octubre de 2007

Hay dos caras en una moneda


Gracias a todos los que nos visitan y a los que nos dejan sus comentarios. Es alentador ver que el contador crece cada día y que no estamos solos.

La barcaza de "Juglares del Duero" lleva dos remeros, dos caras de la moneda mesetaria: la captación cultural de Castilla y León a través de la mirada y la voz de Nino Sánchez, diriamos que "la versión masculina" y en mí estaría la versión femenina, otra manera de observar y de componer. Como diría la filosofía oriental, el "yang" y el "ying", lo masculino y lo femenino, las dos corrientes presentes en la naturaleza. Haremos lo posible por conseguir un buen trabajo.

martes, 23 de octubre de 2007

Viene el juglar


A veces la palabra y la música aparecen al unísono, a veces primero la una, luego la otra. Es como si una fuente surgiera en algún lugar de la memoria y de allí brotara la idea, entonces sientes la necesidad imperiosa de escribir, modelar sonido y concepto.

No es lo mismo un poema que una canción. Cuando escribo un poema, mi planteamiento mental es totalmente distinto: la única herramienta es la palabra. Una letra de canción debe transmitir la idea de forma fácil y directa en menos de cinco minutos a un auditorio que no está leyendo el texto, por consiguiente, en mi opinión hay dos reglas de oro: la letra no debe ser vulgar, al menos en mi caso, procuro que posea un grado de calidad literaria, pero tampoco tan complicada que quien la escuche pueda perder parte del mensaje o incluso el mensaje entero en el peor de los casos.

En ocasiones la música es la gran protagonista de la canción, es la portadora de la sensación que intentas transmitir, sin embargo en otras, la música es ante todo un soporte para la letra, siendo esta última la que provoca la descarga emocional que se pretende. Ambas son complementarias y son cara y cruz de la canción. Una letra inadecuada puede estropear una buena música y viceversa, por eso es importante procurar que ambas "se compenetren". Ésa es la tarea más delicada del creador: fiarse de su propia intuición.

Nino ya tiene organizada mentalmente la presentación del espectáculo, por eso "Viene el juglar" no va a actuar como "obertura", sin embargo no renuncio a este tema. Creo que va a tener mucha fuerza, musicalmente se le puede sacar mucho partido, especialmente al fragmento instrumental. No sé si va a ser posible incluirlo en el CD, en todo caso, siempre se puede probar en una actuación en directo y observar si gusta. Mi experiencia me dice que "en caso de duda, no hay nada como consultarle al público". Tendré que hablarlo con Nino. A ver si le arreglan de una vez el ordenador y empieza él también a incluir en el blog alguna de sus vivencias.

Acompañando el vuelo de la cigüeña
montado sobre el carro de la leyenda
con el cuerpo cansado y la voz hambrienta
cargando los romances de la frontera
viene el juglar.

En un vaso de vino su recompensa
y en el amor de un día su santo y seña
guarda su canto herido, como la tierra,
bajo el cielo rasgado de hilos de seda

viene el juglar.

Flores blancas en sus alas
le nacieron al volar
siempre fue pájaro errante
la vida del juglar.

¡Viene el juglar!

¡Viene el juglar!

¡Viene el juglar!

lunes, 22 de octubre de 2007

El sol protector


Alto Duero. Tierras grabadas por la hondura de los siglos. Parajes que extasían el alma y la vista y dibujan en las paredes del tiempo imágenes y sueños perdidos. Celtiberia. Cuna y túmulo mortuorio de una cultura cuya muerte fue superada por la vitalidad de su memoria. Numancia. Eco de una voz que aún se escucha en las noches ensordecidas por el peso del silencio. Los juglares del Duero aguardan la llegada de la luz montados en los cuernos de la luna y hacen suyo el símbolo solar celtibérico, el trisquel protector, que a partir de ahora brillará como el oro en la proa de su barcaza. La noche dormita bajo los primeros auspicios del alba.


viernes, 19 de octubre de 2007

Dejamos Alba


Un par de días ganados a la vida en Alba de Tormes suponen una experiencia muy recomendable. Ángel y yo llegamos el día anterior al concierto y nos alojamos en un hotelito cercano con hermosas vistas sobre el río que, sin ánimo de publicitarlo, se llama "Hostería Don Fadrique".

Era tarde, pero la dueña amablemente nos preparó algo de cena. El lugar posee un gran encant
o. Por la mañana, sobre el techo de madera de la habitación, repiqueteaban las pisadas de los pájaros. Una bonita manera de despertar.


El día era espléndido, casi veraniego a pesar de andar a mediados de Octubre. El hotelito, entre semana, estaba poco concurrido y de nuevo la dueña, amablemente, nos preparó el desayuno. Tostadas con pan recién salido del horno. Manos a la obra.

En primer lugar, obligada visita al monasterio teresiano que guarda los restos de SantaTeresa, luego los contactos con el Ayuntamiento. El Concejal de Cultura, Antonio José González, nos ofreció todo tipo de facilidades. Un lujo encontrarse con personas tan dispuestas a colaborar. En el salón de juntas, programa en directo con Onda Cero. Durante la entrevista me preguntan por el contenido del concierto "Vivo sin vivir en mí" y también por el proyecto "Juglares del Duero" con Nino Sánchez, del que ya tenían noticia. Ángel andaba perdido a su aire por el lugar, recogiendo fotografías de aquí y allá, como buen amante que es de lo arquitectónico, dispuesto a disfrutar a tope del día libre que se había tomado.


¿Y Nino? Nino no quería perderse la ocasión y también se acercó a Alba de Tormes a pesar de andar peleándose con los últimos restos de un buen resfriado. Aprovechamos la oportunidad para charlar de nuestros proyectos. Trajo consigo a dos buenos amigos, Julio Benayas, periodista, conocido por el apodo de "El Viejo Gañán" y también al folklorista salmantino Gabriel Calvo. Gracias a ambos por su colaboración.

Llegan los músicos, Nacho, María, Concepción, Enrique, Seila. Todo en orden. Empieza el concierto. Es como un paseo místico por la obra de esta grandísima mujer, Teresa de Jesús o Teresa de Ávila, que por ambos nombres responde. Esta noche, Teresa de Alba. Gracias por esos hermosos aplausos. Es lo mejor que me ha sucedido en este día.





lunes, 15 de octubre de 2007

Río Tormes

Mañana presento en Alba de Tormes el oratorio "Vivo sin vivir en mí", con motivo de las fiestas patronales dedicadas a Sta. Teresa. Es para mí un orgullo y un honor que me hayan tenido en cuenta. Con motivo de este concierto Nino me ha proporcionado algunos contactos con los medios salmantinos. Él en Salamanca es un artista muy querido por sus paisanos. Esta mañana me llamaron para una entrevista radiofónica con motivo de mi presentación en Alba y de paso charlamos acerca del proyecto "Juglares del Duero". Les he prometido hacerles llegar material en cuanto esté listo.

Las aguas del Tormes transcurren mansas continuando el camino que desemboca en el padre Duero como si se tratara de una andadura iniciática. Cada vez que contemplo un río empeñando su esfuerzo en llegar a este gran río tan nuestro, tengo la sensación de que la barcaza de los juglares recibe también la música de todas estas tierras, volcadas en una única voz, una voz de la que formamos parte cuantos hemos trabajado en labores de campo, recogida de música, que de no haber sido por el esfuerzo incansable de cuantos han participado en ello, se habría perdido irremisiblemente. Muchos son los nombres. No me atrevo a citarlos por miedo a olvidarme de alguno.
Ya hablaremos de esto más adelante. También muchos estamos en el empeño de crear nuevas canciones en el intento de que aquéllas y éstas encuentren un rincón en la memoria del futuro.

No sé por qué, tal vez porque habla de un río que aguarda su lámina de plata, me viene a la memoria una canción que compuse basándome en el poema de Ignacio Sanz "Te esperaba"






Como la lluvia suave

que se anuncia cercana

te esperaba

y llegaste de pronto

como la lluvia mágica

te esperaba.

Oh la cuenca sedienta

de un río que aguarda

ávida y ardiente

su lámina de plata!

Te esperaba.

Te espero como lluvia

nueva, cada mañana

(Ignacio Sanz)

jueves, 11 de octubre de 2007

El canto de la tierra

Existe un muro enorme, grueso, sólido, un muro entre el cantor y el público, un muro difícil de escalar o de atravesar. Un muro formado por multinacionales discográficas, medios de comunicación, modas etc. ¿Qué hará entonces el juglar para hacer llegar su voz hasta quien pueda o quiera escucharle? ¿Cómo podrán los juglares del Duero escalar ese conflicto de hormigón mediático que les separa del público? Sólo les queda ofrecer su voz al viento, que no entiende de muros que le frenen a pesar de que las ondas mediáticas pululan en su seno y aprovechan su vuelo en mayor medida que puedan hacerlos los juglares.

Sin embargo el juglar lleva consigo el canto de la tierra, el canto prístino que bajo el azote de los elementos tejió el hombre en su garganta y lo entregó a las alas del aire para que perdurara a través de los siglos. No hay muro que pueda frenar o esconder el canto de la tierra.


Es el canto de la tierra
es la plegaria de Adán
la voz de la savia nueva
en suelo feraz.


Nadie es más que nadie.


Es éste un refrán que reza en estas tierras. "Nadie es más que nadie". Dicen que el poeta Antonio Machado quedó impactado por la sencillez y la fuerza de esta aseveración y seguramente es cierto, puesto que él mismo cita esta frase en alguna ocasión. "Nadie es más que nadie", ni nadie menos que nadie. Cada vez estoy más convencida de que la propia vida nos ofrece las herramientas necesarias para nuestro crecimiento personal y que cada uno de nosotros conoce cuál es su lugar en este mundo. Todo trabajo es igualmente digno. Todos estamos de una u otra forma vinculados por el hecho de haber nacido en este mundo, que es el mismo para todos. Respiramos el mismo aire y bebemos la misma agua. Tocados por el don de lo humano, capaces para discernir lo que es de lo que no debe ser. Nadie es más que nadie, con los brazos abiertos al destino, con la dignidad de existir, de pensar, de trabajar. Todos a una. El éxito de uno es el éxito de todos. La soberbia nace del desconocimiento de lo que es esencial en el ser. Los juglares llevan en su voz el canto de la tierra y el eco ancestral de sus enseñanzas: "Nadie es más que nadie".




*(Pintura de María Burgaz)

miércoles, 10 de octubre de 2007

Vivo sin vivir en mí.

Hasta ahora he colgado música de los CDs que ya tengo editados. ¿Debo reeditar alguna de mis canciones? Prefiero que en el nuevo disco, todo sea nuevo, salvo una canción, "Vivo sin vivir en mí", perteneciente al oratorio que compuse basándome en la obra poética de Sta. Teresa, la santa de Ávila. ¿Cómo no incluir una voz mística entre los juglares mesetarios? y si la incluyo no tiene lógica intentar una nueva obra con todo el oratorio ya compuesto. Decididamente, "Vivo sin vivir en mí", que da título a mi tercer CD, es la canción más adecuada, así que voy a incluirla en "Juglares del Duero".





Tanto Nino como yo vamos a ir editando en el blog canciones ya grabadas, pero prometo incluir en el futuro alguna avanzadilla del trabajo que da título a este cuaderno de bitácora.

Primeros comentarios



Esta mañana estuve leyendo los primeros comentarios del blog. Personas que nos demuestran su cariño y nos prestan su apoyo. Muchas gracias a todos. Realmente, pensaba yo anoche, los que nos dedicamos a este tipo de música que no está en los escaparates ni en los listados comerciales, tenemos algo de idealistas o de aventureros o de defensores de causas perdidas. Somos como nuevos quijotes, dispuestos a empeñar nuestro esfuerzo en algo en lo que creemos, sin importarnos el éxito o el fracaso. Al igual que aquellos antiguos caballeros andantes que perseguían la conquista del Grial, nosotros opinamos que el propio camino es el Grial. Nada tan hermoso como trabajar en lo que uno realmente desea, sin rendir homenaje a las modas o a las posibilidades comerciales. A fin de cuentas, el dinero es necesario para sobrevivir, pero el espíritu es indispensable para vivir tan intensamente como sea posible y ése es nuestro auténtico destino en esta vida.

Hoy la barcaza de los juglares se viste de gala con las aportaciones y el empuje de nuevos remeros, idealistas como nosotros, ilusionados como nosotros por verse reflejados en las aguas del río y ¡quién sabe! tal vez descubrir en tan hermoso espejo su auténtico rostro.

¡Sed bienvenidos!
¡Cómo luce el molino
anclado en el pasado
aceptando el destino
de no ser necesario!
Aunque no muela trigo
su oficio centenario,
yo me siento al abrigo
de su cuerpo pesado
y a la orilla del río
que ofrece su remanso
a todo peregrino
roto por el cansancio,
en el otoño amigo
que te brinda el milagro
del sueño renacido,
su romance rescato.


Así queremos nosotros poner en marcha el viejo molino de la música que ha traspasado los siglos sin necesidad de propagandas ni promociones. Beber en las aguas que movieron sus aspas y del trigo de nuestras canciones, fabricar un nuevo pan blanco, tan tierno como antiguo.

martes, 9 de octubre de 2007

Pedir permiso al poeta

He contactado con dos personas encantadoras. Me refiero a los administradores de los derechos de autor de Gerardo Diego y Antonio Machado. Necesito su permiso para grabar "Romance del Duero" y "Soñé que tú me llevabas". Primero con D. José Rollán, administrador de los derechos de D. Antonio. Se puso una muchacha al teléfono y gritó "abuelo, preguntan por ti". Eso me hizo suponer que se trataba de uno de los sobrinos del poeta. Muy amable me dio los datos acerca de la persona que lleva este tipo de gestiones en la SGAE, se interesó por el poema que yo había seleccionado y me aseguró que por su parte no habría inconveniente. Luego hablé con Dª Isabel Diego, hija del poeta Gerardo Diego. También estuvo amabilísima y me dijo que estaba encantada en que los compositores nos interesemos por la obra de su padre. A mi vez le dije que me alegraba mucho tener la ocasión de saludarla al igual que hace años tuve la ocasión de escuchar a su padre en el Ateneo de Madrid. Fue poco antes de su muerte, ya estaba muy mayor pero su lectura resultó magnífica.
Me ha emocionado "contactar" en cierta forma con la realidad tangible de estos dos poetas a los que tanto admiro.

Comienza la travesía

Vamos a preparar unos CDs promocionales para entregárselos a Fernando. Él necesita un soporte para mostrar nuestro trabajo, es mejor tener una avanzadilla de lo que va a ser el espectáculo y el CD. También enviaremos estos CDs promocionales a una serie de periodistas y profesionales de la radiodifusión. Es importante ofrecer un mínimo de promoción al disco.

Íbamos a incluir cinco temas, dos canciones de Nino, dos mías y el "Charreando", el poupourri de música salmantina. Ahora Nino quiere que sean seis. Insiste en que "Soñé que tú me llevabas" es mi mejor trabajo y que debe incluirse en el CD promocional. Hay que continuar deprisa con los arreglos.

Nuestra labor es de auténtica artesanía. No tenemos una multinacional que nos respalde y promocione. Es mucho trabajo, pero no hay que desanimarse.

La barcaza que pretende deslizarse por las aguas del Duero ya está lista. En un principio éramos dos, cada cual con su remo, ahora se han montado también Otto con sus arreglos y Fernando con su agenda de contactos. Ya somos cuatro remeros en este proyecto. No será fácil, habrá que sortear remolinos y ramas, quedaremos en ocasiones varados en la orilla, nos sorprenderá alguna tormenta; no importa. Sabemos luchar contra los vientos adversos y aprovechar los que nos resultan favorables. Hay otras barcas en el río. Son compañeros con guitarras y dulzainas que nos saludan. Otros, amantes de la música, también reman y contemplan los árboles de la orilla y nos escuchan. Sin ellos, la aventura sería imposible.




Amparo Garcia-Otero

Permítanme pensar en voz alta

Nos está costando arrancar con este proyecto. La salud de Nino ha sido un freno importante. Pero ahora está bien, más que bien, está pletórico. La última analítica dio perfecta y pensándolo bien, este proyecto le está ayudando a sobrellevar todas las amarguras de los últimos tiempos.

Hace mucho que llevo intentando promover la canción de autor en Castilla, sin abandonar la interpretación de música tradicional de raíz. Mi principal intención ha sido, no obstante, la de fomentar la creatividad en la música del centro de España. Es una labor difícil, no sé si estoy a la altura, otros también lo intentan, en realidad es sólo una intención. Nino por su parte también en su día consiguió llevar algunas de sus canciones a las listas de éxitos. Ahora Nino y yo vamos a aunar esfuerzos. Queremos hacer algo personal, creativo, bebiendo de las fuentes de la tradición pero poniendo nuestro grano de arena. Juglares del siglo XXI, juglares nuevos, aunque lo correcto sería "trovadores". Los trovadores eran ante todo creadores.

Hace unos días contactamos con un agente artístico. Le gusta nuestra propuesta y está dispuesto a colaborar con nosotros. Es joven, con ilusión. Se llama Fernando. Me gusta.

De momento están prácticamente preparados los arreglos de "Romance del Duero", de Gerardo Diego y música mía. Quedan unos retoques. Me gusta como queda, suena a cantautor actual. Me encantan los arreglos que Otto ha hecho para actualizar la canción de Nino "Es un pueblo" ¡Qué fuerza tiene esta canción con esta nueva versión!. Creo que va a ser un éxito, al menos entre los seguidores de Nino, que aún tiene bastantes. También me gustan los arreglos de "Charreando", un compendio de fragmentos de varias canciones tradicionales que le dieron a Nino mucho éxito. "La Chana", "Quítate niña", "La Clara" y "En casa del tío Vicente". Definitivamente, este Otto es un excelente arreglista. No me convence del todo, sin embargo, el arreglo que le ha hecho a mi canción "Soñé que tú me llevabas", sobre un poema de Antonio Machado. Dice Nino que es lo mejor que he compuesto, pero los retoques de Otto a los arreglos originales no terminan de convencerme. Tenemos que discutirlo. No es que el arreglo sea malo, no, es muy bueno, pero estoy acostumbrada a escuchar esta canción con los arreglos anteriores, de Miguel Gálvez.

Hoy hablé con varios periodistas salmantinos. Nino quiere que conozcan mi obra y el concierto que daré en Alba de Tormes el día 16 es un motivo perfecto para ponerme en contacto con ellos. El mismo día del concierto, por la mañana, participaré en un programa de radio que Onda Cero de Salamanca tiene proyectado emitir desde el propio Alba de Tormes. Todo esto me pone un poco nerviosa. Es crear expectativas, eso me supone esfuerzo para que todo salga bien...hay que ensayar más el concierto. Quiero que quede perfecto, aunque no hay nada perfecto.





Amparo García-Otero.

Dolor para Nino Sánchez

Éste fue el fragmento literario que colgamos en Internet para presentar nuestro trabajo:

Juglares del Duero.


Desde las seculares tierras de la Meseta Norte, empapadas de Historia e historias, desde la fuente del Cantar de Mío Cid, desde la cuna del Romancero, la antigua voz del juglar ha salpicado los vericuetos del gozo, la risa, la musica y la magia. Cantos de amor, gestas gloriosas y burlas que se ríen de la muerte danzando en torno a la vida. Ése es el viejo mester de juglaría, trazador de caminos y sueños bajo las estrellas que el Duero mece en sus noches silenciosas. Nuestro Duero y los pequeños Dueros, que con distinto nombre entregan sus aguas al padre río, acogen la voz del juglar que en noches de luna llena surge de las aguas para entonar viejas y nuevas canciones. La voz que se reencarna una y otra vez recorriendo los siglos con una misma canción siempre nueva y siempe diferente, distintas voces que beben todas de la misma fuente. Hoy Nino Sánchez y Amparo García-Otero hacen suyo el canto del antiguo páramo, del valle, del río y la montaña, con la música de siempre y la música nueva que ellos traen guardada en su zurrón.


Son los juglares del Duero. Hagan corro, señores y escúchenlos.


Pero la vida a veces es muy dura. En Octubre de 2006, poco después de haber ideado el proyecto, falleció el padre de Nino Sánchez. Una semana después, un fatal accidente automovilístico se llevó a su hermano menor. Malos tiempos corrían para Nino. Sus amigos intentamos ayudarle a sobrellevar su dolor. Carmen Casado, su mujer desde hace veinticinco años supuso para él un apoyo inestimable, pero la salud de Nino se tambaleaba. Después de una fuerte afección gripal que le mantuvo en cama durante todas las navidades, a Nino le diagnosticaron un tumor en el pulmón derecho. Ahí nos mostró a todos su valentía y amor por la vida. El 23 de Abril, coincidiendo con el día de la Comunidad de Castilla y León, Nino fue intervenido quirúrgicamente en la clínica Montepríncipe de Madrid. El día anterior ambos habíamos estado actuando en Coslada. Nino no quiso suspender el recital.

La intervención fue un éxito y a estas alturas, por fortuna para todos, Nino se encuentra perfectamente recuperado y estamos trabajando en la grabación de "Juglares del Duero". Parte de este trabajo fue presentado en el Centro Cultural Fray Luis de León el día 30 de Marzo de 2007.

Podría decirse que "Juglares del Duero" le ha llegado a Nino en los momentos más doloros de su vida, una vida que tal vez, quería brindarle una ilusión entre tanto desastre.

Amparo García-Otero.

Así nació el proyecto.

El proyecto "Juglares del Duero" nació aproximadamente hace un año.

Permítanme que me presente: Mi nombre es Amparo García-Otero, soy cantante y compositora. Nací en Valladolid, estudié Filosofía y Letras en Madrid y también cursé estudios superiores de canto en el conservatorio. Actualmente resido en Segovia.

Cuando Nino Sánchez y yo coincidimos, a raíz de la publicación de su disco "Al aire", ambos constatamos que teníamos amigos comunes, nos habíamos movido por lugares comunes y sin embargo no nos habíamos conocido personalmente. Yo había seguido la trayectoria artística de Nino, pero él no sabía de mí ni de mis grabaciones.

Siempre me interesó la canción de autor castellana, una canción que entroncara con nuestras raíces tradicionales y al tiempo aportara novedades, tanto en letra como en música, aprovechando los nuevos sonidos y la nueva tecnología.

Nino Sánchez ya experimentó hace tiempo con la posibilidad de aportar novedades a sus interpretaciones y consiguió catapultar hasta las listas de éxito tanto canciones suyas como versiones propias de música tradicional.

Aquí dejo mi participación expuesta en la universidad SEK de Segovia cuando el pasado año vino Nino Sánchez a presentar su disco "Al aire".

"Al aire corren la voz, la palabra y la música. El aire las aventa las trae, las lleva hasta que llegan al oído y el alma vibra con la voz, la palabra y la música. Hace más de treinta años que un muchacho salmantino le cantó junto al Duero al pueblo chico, mesetario, al pueblo ahíto de sol en pleno estío y esa canción le valió a aquel estudiante rubio de ojos soñadores el Premio de Cultura Hispánica en el Festival Hispano-Portugués de Aranda de Duero. Mucho tiempo ha transcurrido desde entonces, muchas canciones y Nino Sánchez continúa empecinadamente entregándole al aire su voz, su palabra y su música, esa música que surge de su mundo interior y que le ha llevado recientemente a rodear de una aureola sonora los versos de Don Miguel de Unamuno, vasco de nacimiento, salmantino también de corazón. Nino Sánchez es un juglar curioso que se pierde por bosques y montañas deseoso de redescubrir la canción olvidada y entregársela al viento para que la esparza por encima de valles y colinas. Quítate niña, La Chana, el Tío Vicente, cantos del pueblo y para el pueblo que Nino ha paseado no sólo por España sino por Europa e Iberoamérica. Nino es folclorista y cantautor, esa mezcla que envuelve al músico, al poeta y al buscador de tesoros escondidos. Y como un tesoro escondido resurge hoy Nino Sánchez, injustamente olvidado por algunos, recordado por muchos más y querido y valorado por todos, aquel chaval rubio que consiguió aupar piezas de nuestro folclore a las listas de éxito en los albores del renacimiento de nuestra cultura popular a finales de los sesenta. Nino fue uno de los pioneros cantores de la tradición que supo despertar la conciencia y el recuerdo de nuestra música folclórica junto a otros, voy a mencionar al Nuevo Mester de Juglaría, uno de cuyos representantes, Fernando Ortiz, hoy ha querido acompañarle. Nino, investigador, creador y experimentador, le ha dedicado a la música su vida y no siempre ha recibido el pago que su entrega merece. Sobrevivió milagrosamente a una grave enfermedad cardiovascular porque la vida no estaba dispuesta a renunciar a él y a todo lo que aún puede ofrecernos. Una muestra es el disco que nos regala hoy "Y al aire", de nuevo el aire mesetario, el aire que se funde con las aguas del padre Duero y su hijo el Tormes, el aire seco y audaz, corredor de caminos, invasor de moradas, traedor de leyendas, el aire errante impregnado por el eco de la voz, la palabra y la música de Nino Sánchez.


A partir de aquí surgió entre Nino Sánchez y yo una excelente amistad y afán de colaborar
en lo que considerábamos intereses comunes dentro de la música. Surgió la idea y el título, "Juglares del Duero". Los juglares no seríamos sólo Nino y yo, sino sustancialmente, un ramillete de poetas vinculados a la meseta norte. El trabajo incluiría no sólo canciones nuestras, sino versos musicados de algunos poetas significativos: Gerardo Diego, Antonio Machado, Jorge Manrique, Miguel de Unamuno, Juan del Enzina, la mística Teresa de Jesús... Sería un auténtico homenaje a todos nuestros poetas aunque sólo citemos a algunos de ellos. Ahora quiero aprovechar este espacio como un cuaderno de bitácora que refleje la trayectoria de este proyecto y algunas de las vivencias de sus autores.

Amparo García-Otero.

Archivo del blog

Contratación y Contacto

email: ampagarot@yahoo.es

Estadisticas web