Cuaderno de bitácora de la travesía musical que realizan los cantautores Nino Sánchez y Amparo García-Otero
VISITA NUESTRA PÁGINA WEB

martes, 23 de octubre de 2007

Viene el juglar


A veces la palabra y la música aparecen al unísono, a veces primero la una, luego la otra. Es como si una fuente surgiera en algún lugar de la memoria y de allí brotara la idea, entonces sientes la necesidad imperiosa de escribir, modelar sonido y concepto.

No es lo mismo un poema que una canción. Cuando escribo un poema, mi planteamiento mental es totalmente distinto: la única herramienta es la palabra. Una letra de canción debe transmitir la idea de forma fácil y directa en menos de cinco minutos a un auditorio que no está leyendo el texto, por consiguiente, en mi opinión hay dos reglas de oro: la letra no debe ser vulgar, al menos en mi caso, procuro que posea un grado de calidad literaria, pero tampoco tan complicada que quien la escuche pueda perder parte del mensaje o incluso el mensaje entero en el peor de los casos.

En ocasiones la música es la gran protagonista de la canción, es la portadora de la sensación que intentas transmitir, sin embargo en otras, la música es ante todo un soporte para la letra, siendo esta última la que provoca la descarga emocional que se pretende. Ambas son complementarias y son cara y cruz de la canción. Una letra inadecuada puede estropear una buena música y viceversa, por eso es importante procurar que ambas "se compenetren". Ésa es la tarea más delicada del creador: fiarse de su propia intuición.

Nino ya tiene organizada mentalmente la presentación del espectáculo, por eso "Viene el juglar" no va a actuar como "obertura", sin embargo no renuncio a este tema. Creo que va a tener mucha fuerza, musicalmente se le puede sacar mucho partido, especialmente al fragmento instrumental. No sé si va a ser posible incluirlo en el CD, en todo caso, siempre se puede probar en una actuación en directo y observar si gusta. Mi experiencia me dice que "en caso de duda, no hay nada como consultarle al público". Tendré que hablarlo con Nino. A ver si le arreglan de una vez el ordenador y empieza él también a incluir en el blog alguna de sus vivencias.

Acompañando el vuelo de la cigüeña
montado sobre el carro de la leyenda
con el cuerpo cansado y la voz hambrienta
cargando los romances de la frontera
viene el juglar.

En un vaso de vino su recompensa
y en el amor de un día su santo y seña
guarda su canto herido, como la tierra,
bajo el cielo rasgado de hilos de seda

viene el juglar.

Flores blancas en sus alas
le nacieron al volar
siempre fue pájaro errante
la vida del juglar.

¡Viene el juglar!

¡Viene el juglar!

¡Viene el juglar!

No hay comentarios:

Archivo del blog

Contratación y Contacto

email: ampagarot@yahoo.es

Estadisticas web