Cuaderno de bitácora de la travesía musical que realizan los cantautores Nino Sánchez y Amparo García-Otero
VISITA NUESTRA PÁGINA WEB

lunes, 30 de marzo de 2009

Un brindis


Hoy es mi cumpleaños. No lo digo para que me feliciten los que visitan este blog, no. Sé que ésa es la intención y lo agradezco. Es que cuando llega un día como éste, no sé si les sucederá a ustedes, una tiene la impresión de que algo cambia. Es la dichosa idea de que nos cae "un año más", ya que por esas cosas de la vida, hemos decidido contar el tiempo por años o por vueltas que le damos al astro rey desde este humilde planeta que gira y gira sin ánimo de pararse, de momento.

Nací un 30 de marzo. Podría cantarles aquello de que "el día en que yo nací nacieron todas las flores", aunque suene cursi. No me acuerdo absolutamente de nada de aquella jornada, salvo por algunos detalles que me han contado. Sé que por mi espíritu de no resultar intempestiva, nací a la una menos cuarto de la tarde, que por las mismas y para facilitar el parto, pesé dos kilos y medio y que la comadrona le dijo a mi madre "esta niña va a ser cantante" por la forma en que berreaba nada más llegar a este mundo, supongo que por el susto que me produjo la "bonita experiencia" de "nacer en casa" y percibir que no había médicos ni quirófanos por el entorno. A mi hermano le llevaron a nacer a una clínica. Sé que continué berreando hasta que un día, mi padre, en un alarde de sentido común, le metió un tijeretazo a la tetina del biberón y empecé a succionar como Dios manda. Eran padres primerizos y de aquella etapa yo aprendí que en esta vida, para subsistir, hay que trabajar y si haces un poco de ruido, mejor.

El "acontecimiento", que para mí lo fue, tuvo lugar en Valladolid, en el casco histórico de la ciudad, en la calle de las Angustias (vaya nombrecito). La casa ha desaparecido, como desaparecen poco a poco las imágenes de la infancia, pero no han podido acabar del todo con ella porque al derruirla apareció un resto histórico y al menos ese pedazo de muro continúa en pie. Cuando llega esta fecha, siempre hay alguna lengua indiscreta que pregunta eso de ¿cuántos caen? y para estos casos tengo preparadas algunas respuestas que comparto en este espacio: una es "cumplo uno, no voy a cumplir de dos en dos", otra "pues soy tan antigua como la creación, pues la energía de mi espíritu y mi materia ya estaban presentes en el Big-Bang". Esta última, por el matiz filosófico-metafísico, es la más útil, pues desconcierta a los contrincantes y ya no te preguntan más.

Lo importante es vivir, amigos míos, vivir y cantar, que la música alimenta y alegra el espíritu como ninguna otra cosa. Que siga la tierra dando vueltas alrededor del sol. Los años, pocos o muchos no son más que una cifra que alguien se ha inventado. El arte y la voluntad de vivir, que es otra forma de arte, son cosas que nada tienen que ver con la edad y que se disfrutan en cualquier etapa, desde la infancia hasta la vejez.

Hoy han vuelto las oscuras golondrinas a colgar sus nidos en el patio de mi casa que es particular. También puede sonar cursi. No tanto si tenemos en cuenta que lo ponen todo perdido y que su "hermoso canto" suele darse a eso de las seis de la mañana, como un despertador que no falla. Pero a ver quién es el guapo que las echa. Se me ocurre que lo mejor es unirse a ellas y cantarle al alba, pues cada día que amanece es una bendición. Y una bendición también es cada año que se cumple. Desde mi barcaza de juglaresa del Duero les invito a todos a un brindis: ¡¡SALUD!!

lunes, 23 de marzo de 2009

Juglar del Guadiana

El pasado viernes, en vísperas de la primavera, los juglares del Duero se acercaron hasta la sala Galileo de Madrid para ver renacer una vez más a uno de nuestros grandes bardos a través de un nuevo trabajo: me refiero a Pablo Guerrero y a su nuevo CD "Luz de Tierra", a través del cual ha querido rendir homenaje a quince poetas extremeños actuales. Para esta nueva "aventura", Pablo ha seleccionado un grupo de músicos "de lujo":
Luis Mendo
Nacho Sáenz de Tejada
Santi Vallejo
Luis Escribano
Tino Di Geraldo

La producción de Luis Mendo nos pareció exquisita, así como la puesta en escena en Galileo. Pablo Guerrero se comportó como un auténtico "rapsoda", comunicador excelente de la palabra poética a través del cauce musical, magistralmente arropado por sus músicos y por la cálida voz de Olga Román.

Pablo Guerrero, recientemente galardonado por los Premios de la Música de la SGAE, como reconocimiento a su larga carrera, llenó el local. Esto significa que todavía quedan amantes de este tipo de canción, lo cual me reconforta, porque a veces una piensa que la poesía se la lleva el aire y que los tiempos que corren, tan plagados de ruidos, ensordecen los oídos ante la sutileza de la palabra poética. No fue así la otra noche en Galileo. Felicidades, Pablo y adelante.

Los juglares del Duero no se hicieron la foto junto al artista. Entramos a felicitarle por el disco y por su libro de poemas "Escrito en una piedra" (editado por Visor), pero no quisimos agobiarle con sesiones fotográficas.


Y nosotros continuamos. La próxima cita con Juglares del Duero será en Toledo el 27 de abril a las 19.30 h., salón de actos de la Biblioteca de Castilla-La Mancha, Cuesta de Carlos V s/n (Toledo).

jueves, 12 de marzo de 2009

Se acerca la primavera.


Después de un invierno especialmente frío, parece que la primavera nos brinda sus primeros guiños. En estos parajes del interior, la estación "humilde como el sueño de un bendito" que dijo Antonio Machado, entra con cautela pero con alegría. Quedaron atrás las fiestas de Carnaval y el 21 de marzo queda cada vez más cerca. Todo se despereza poco a poco.


"Juglares del Duero" continúa su marcha. Hay algunas fechas por confirmar para próximos conciertos y entretanto Nino y yo preparamos nuevos proyectos. Él tiene una grabación pendiente, un recopilatorio de su obra al que también necesita atender, yo también estoy componiendo nuevas canciones para un próximo trabajo. Un pequeño alto en el camino, pues tanto Nino como yo, cantamos juntos y por separado.


De momento proyectamos presentar el CD "Juglares del Duero" en Guadalajara, el próximo 19 de mayo a las 19.00 h. en el salón de actos de la Biblioteca Pública. Pza. de Dávalos s/n. Un hermoso edificio histórico, antiguo palacio de los Dávalos, dedicado actualmente al noble uso de biblioteca y que alberga exposiciones, presentaciones de eventos culturales y otras actividades relacionadas.

miércoles, 4 de marzo de 2009

El universo en una gota de agua


Muchas veces me pregunto si todo el esfuerzo que volcamos en nuestros sueños y esperanzas tiene algún sentido más allá de nuestra propia voluntad. Todo es difícil, pero ¿quién nos dijo que sería fácil?. Desde que nacemos la vida se nos presenta como una carrera de obstáculos en búsqueda de un objetivo: poder, dinero, amor, reconocimiento social, éxito en definitiva. Sin embargo ¿qué es el éxito exactamente? Todo el universo está presente en una gota de agua. Cada átomo diminuto es una síntesis de un todo que está más allá de nosotros mismos y que sin embargo sería distinto sin cada una de nuestras presencias. Se me ocurre que el éxito consiste precisamente en eso: existir, comprender y aceptar el lugar que a cada uno nos corresponde, junto con el esfuerzo que conlleva la tarea que debemos realizar.

Nadie es imprescindible, pero todos somos necesarios. Cuando me embarqué en la barcaza de los Juglares del Duero sabía perfectamente que apostaba por un sueño. No están los tiempos para músicas ni para poemas, especialmente cuando se apuesta por algo que está fuera de los cauces de la moda. Sin embargo...alguien tiene que hacerlo y soy perfectamente consciente de que no estoy sola. No es sólo la presencia de Nino en este proyecto. Hay muchos, muchos compañeros que podrían estar dedicándose a otra cosa, incluso dentro de la música hay opciones mucho más rentables que la juglaría tradicional. Pero ahí están, ahí estamos. Decía el poeta "Qué difícil es/cuando todo baja/no bajar también". Corren malos tiempos para los tesoros encerrados en la música y la poesía tradicionales, pero ¿cuándo fueron los tiempos buenos para los tesoros culturales? Lástima de sensibilidad herida por el cartucho de lo vulgar, de lo fácil, de lo cómodo, de lo rentable.

Cada uno de nosotros, dentro de nuestra individualidad, somos un eslabón sobre el que se deposita el peso de una cultura heredada. Somos responsables de ese legado, no para nosotros mismos y los que nos siguen en el tiempo, sino para toda la humanidad. No entiendo la cultura como un compartimento estanco sin fisuras. Defendamos cada uno lo nuestro para compartirlo, porque en definitiva esa labor no tendría sentido sin el objetivo de un enriquecimiento mutuo. Todo es de todos y cada uno debe proteger la parte que le corresponde.

El éxito tal vez esté ahí, en cumplir con lo que uno desea cumplir, por eso de nada sirven el poder, el dinero, la aceptación...si no son fruto de lo que cada cual guarda en su interior. El éxito no radica en el aplauso de las multitudes ni en la riqueza material, sino en la imagen que te devuelve el espejo cuando te sientes realmente satisfecho de lo que haces y de lo que eres.

Somos como gotas de agua, gotas que guardan una por una todos los secretos del universo en su interior. Cada cual en su río. A mí me ha tocado ser una gota de agua en el Duero.

Archivo del blog

Contratación y Contacto

email: ampagarot@yahoo.es

Estadisticas web