Cuaderno de bitácora de la travesía musical que realizan los cantautores Nino Sánchez y Amparo García-Otero
VISITA NUESTRA PÁGINA WEB

martes, 9 de octubre de 2007

Así nació el proyecto.

El proyecto "Juglares del Duero" nació aproximadamente hace un año.

Permítanme que me presente: Mi nombre es Amparo García-Otero, soy cantante y compositora. Nací en Valladolid, estudié Filosofía y Letras en Madrid y también cursé estudios superiores de canto en el conservatorio. Actualmente resido en Segovia.

Cuando Nino Sánchez y yo coincidimos, a raíz de la publicación de su disco "Al aire", ambos constatamos que teníamos amigos comunes, nos habíamos movido por lugares comunes y sin embargo no nos habíamos conocido personalmente. Yo había seguido la trayectoria artística de Nino, pero él no sabía de mí ni de mis grabaciones.

Siempre me interesó la canción de autor castellana, una canción que entroncara con nuestras raíces tradicionales y al tiempo aportara novedades, tanto en letra como en música, aprovechando los nuevos sonidos y la nueva tecnología.

Nino Sánchez ya experimentó hace tiempo con la posibilidad de aportar novedades a sus interpretaciones y consiguió catapultar hasta las listas de éxito tanto canciones suyas como versiones propias de música tradicional.

Aquí dejo mi participación expuesta en la universidad SEK de Segovia cuando el pasado año vino Nino Sánchez a presentar su disco "Al aire".

"Al aire corren la voz, la palabra y la música. El aire las aventa las trae, las lleva hasta que llegan al oído y el alma vibra con la voz, la palabra y la música. Hace más de treinta años que un muchacho salmantino le cantó junto al Duero al pueblo chico, mesetario, al pueblo ahíto de sol en pleno estío y esa canción le valió a aquel estudiante rubio de ojos soñadores el Premio de Cultura Hispánica en el Festival Hispano-Portugués de Aranda de Duero. Mucho tiempo ha transcurrido desde entonces, muchas canciones y Nino Sánchez continúa empecinadamente entregándole al aire su voz, su palabra y su música, esa música que surge de su mundo interior y que le ha llevado recientemente a rodear de una aureola sonora los versos de Don Miguel de Unamuno, vasco de nacimiento, salmantino también de corazón. Nino Sánchez es un juglar curioso que se pierde por bosques y montañas deseoso de redescubrir la canción olvidada y entregársela al viento para que la esparza por encima de valles y colinas. Quítate niña, La Chana, el Tío Vicente, cantos del pueblo y para el pueblo que Nino ha paseado no sólo por España sino por Europa e Iberoamérica. Nino es folclorista y cantautor, esa mezcla que envuelve al músico, al poeta y al buscador de tesoros escondidos. Y como un tesoro escondido resurge hoy Nino Sánchez, injustamente olvidado por algunos, recordado por muchos más y querido y valorado por todos, aquel chaval rubio que consiguió aupar piezas de nuestro folclore a las listas de éxito en los albores del renacimiento de nuestra cultura popular a finales de los sesenta. Nino fue uno de los pioneros cantores de la tradición que supo despertar la conciencia y el recuerdo de nuestra música folclórica junto a otros, voy a mencionar al Nuevo Mester de Juglaría, uno de cuyos representantes, Fernando Ortiz, hoy ha querido acompañarle. Nino, investigador, creador y experimentador, le ha dedicado a la música su vida y no siempre ha recibido el pago que su entrega merece. Sobrevivió milagrosamente a una grave enfermedad cardiovascular porque la vida no estaba dispuesta a renunciar a él y a todo lo que aún puede ofrecernos. Una muestra es el disco que nos regala hoy "Y al aire", de nuevo el aire mesetario, el aire que se funde con las aguas del padre Duero y su hijo el Tormes, el aire seco y audaz, corredor de caminos, invasor de moradas, traedor de leyendas, el aire errante impregnado por el eco de la voz, la palabra y la música de Nino Sánchez.


A partir de aquí surgió entre Nino Sánchez y yo una excelente amistad y afán de colaborar
en lo que considerábamos intereses comunes dentro de la música. Surgió la idea y el título, "Juglares del Duero". Los juglares no seríamos sólo Nino y yo, sino sustancialmente, un ramillete de poetas vinculados a la meseta norte. El trabajo incluiría no sólo canciones nuestras, sino versos musicados de algunos poetas significativos: Gerardo Diego, Antonio Machado, Jorge Manrique, Miguel de Unamuno, Juan del Enzina, la mística Teresa de Jesús... Sería un auténtico homenaje a todos nuestros poetas aunque sólo citemos a algunos de ellos. Ahora quiero aprovechar este espacio como un cuaderno de bitácora que refleje la trayectoria de este proyecto y algunas de las vivencias de sus autores.

Amparo García-Otero.

1 comentario:

Ety dijo...

Desde México les envío un enorme abrazo. Les agradezco que nos permitan seguir de cerca este hermoso proyecto, y ojalá, muy pronto los veamos triunfar, no sólo en España, sino también en mi tierra.

Ety

Archivo del blog

Contratación y Contacto

email: ampagarot@yahoo.es

Estadisticas web