Cuaderno de bitácora de la travesía musical que realizan los cantautores Nino Sánchez y Amparo García-Otero
VISITA NUESTRA PÁGINA WEB

jueves, 27 de diciembre de 2007

Un año más


Pronto llegará un nuevo año. Éste nos ha traído un nuevo trabajo que poco a poco cobra forma. Aún en el aire las notas de la "Cantata de Navidad" que Nino Sánchez interpretó el pasado domingo en tierras leonesas.


¡Feliz Año Nuevo a todos!


Aquí dejo un poema de Sta. Teresa titulado "En la festividad de los Santos Reyes" que grabé en el CD "Vivo sin vivir en mí".



Pues la estrella es ya llegada,

vaya con los Reyes la mi manada.

Vamos todas juntasa ver el Mesías,

pues vemos cumplidas ya las profecías.

Pues en nuestros días,es ya llegada,

vaya con los Reyes la mi manada.

Llevémosle dones de grande valor,

Pues vienen los Reyes,con tan gran hervor.

Alégrese hoy nuestra gran Zagala,

vaya con los Reyes la mi manada.

No cures, Llorente,de buscar razón,

para ver que es Dios aqueste garzón.


Dale el corazón,y yo esté empeñada:


vaya con los Reyes la mi manada.


(Santa Teresa de Jesús).

viernes, 21 de diciembre de 2007

Feliz Navidad



Image Hosted by ImageShack.us

Los juglares del Duero se unen a la celebración de estas festividades que se aproximan, deseando de corazón a todos aquéllos que nos visitan:

Image Hosted by ImageShack.us

Les dejo un villancico recogido en un convento carmelita por el grupo de música tradicional "Zipi y Zape", de San Lorenzo de El Escorial. Este villancico está atribuido a Santa Teresa de Jesús.


boomp3.com

martes, 18 de diciembre de 2007

Ávila de los Caballeros


"Ávila de los Caballeros, la de la recia monja andante", como dijo Miguel de Unamuno, dibujada sobre un abanico de páramos, bordeada por las murallas que enlazan el presente con un pasado de siglos, recortada entre la visión de las cumbres de Gredos, Ávila, esa ciudad silenciosa y amable, encuentra un marco especial en los versos unamunianos y en la voz de Nino Sánchez.

Ávila de los Caballeros
La de la recia monja andante
Castillo interior, torreones
Contemplan verdor en el valle
Tu sede se eriza de almenas
Afuera; por dentro en el ábside
La sangre cuajó en los sillares,
La luz en visiones gigantes.
Sestea los siglos el toro
Berroqueño, los trashumantes,
Rudos rabadanes celtíberos
Visitan en sombras errantes
La vieja cañada borrada,
Arteria de Iberia que late,
La vida escondida del alma
Que al pasar de la mesta pace.
Mira a tu Pastor, Prisciliano,
Peregrino celta, sus manes
En Compostela reconquistan
La España que en sed de Dios arde.
Ávila de los Caballeros,
Hueso de la patria gigante
Le diste nodriza, tu tuétano,
Fuerte leche a la monja andante.

(Miguel de Unamuno)
boomp3.com

viernes, 14 de diciembre de 2007

La mujer rural



Hoy quiero rendir un pequeño homenaje a la mujer del campo, esa trabajadora infatigable, anónima la mayor parte de las veces, mujer que cuidaba de la casa, del marido, de los hijos y que además participaba de la labor agrícola, que cuidaba del ganado etc.



LEVÁNTATE Y CAMINA


(Letra y música Amparo García-Otero)



Suenan campanas al viento, campanas de gloria, ¡Qué lejos están
de aquellas horas de infancia que con las campanas soñaban volar!
Tu virtud y tu gloria, parir y callar
y entre los rastrojos y el aire estival
el luto en tus ojos de este viejo cantar:


Hembra de voz amarga, sombra en la sombra
fuerte para la carga, sumisa ante el varón
reclamarás las armas de un nuevo corazón
fuerte para la carga, libre parar el amor.

Por una puerta entreabierta, la flor de los años huyó del hogar.
Surcan tu frente dos grietas, hijas de una tierra que te vio llorar.
No es ciego el que no ve más allá del hogar.
Que nadie te culpe si en tu juventud
la siega y la lumbre fueron tu única luz.

Hembra de voz amarga, sombra en la sombra,
fuerte para la carga, sumisa ante el varón
de nuevas primaveras cubrirás tus espinas
cuando escuches muy cerca ¡Levántate y camina!.
boomp3.com

miércoles, 12 de diciembre de 2007

Ríos somos


El proceso de creatividad es comparable al nacimiento de un río. Invade una sensación de plenitud, como si algo brotara de tu interior hacia afuera ¡Ay! ¡Ojalá que sea algo que merezca la pena y no sólo una sensación! A veces ese "fruto" termina en la papelera. Otras, pruebas suerte y lo expones al público que a la postre es quien decide.


Sin embargo, esa "soledad sonora" en la que aparecen palabras, a veces simplemente, a veces acompañadas de música, se esconde en un lugar recóndito cuyas puertas no le abrirías a nadie, porque es "el refugio interior", el hogar en el que el creador se siente seguro porque sabe que ese rincón es absolutamente suyo. Entonces hay algo que comienza a surgir..."ríos somos, cada uno en su calma..." y unas notas, que intentan semejar al río que se recrea en su cauce, se enlazan con esa voz interior...


Esta canción no la voy a grabar en el CD, pero sí la estoy preparando (en realidad ya la tengo preparada) para cantarla en directo. A mí me ha proporcionado una enorme paz, me gustaría que la voz, como herramienta, pudiera transmitir el mismo sentimiento.



Ríos somos
cada uno en su calma;
tú me dices que el tiempo,
yo te digo que el agua,
tú, que la luz te ciega,
yo, que la luz me llama.

Ríos somos, espejos
del todo y de la nada,
suaves en su remanso,
mientras la tierra blanda
no se quiebre en piruetas
y nos rompa en cascada:
allí probablemente
se junten nuestras aguas
.

viernes, 7 de diciembre de 2007

Luna ,Lunera


Nada le es ajeno a la luna, ese ojo luminoso y gigantesco que nos vigila y nos alumbra. Tampoco el invierno. La luna esculpe su imagen trémula en las frías aguas del río para señalar el camino a los barqueros.

Todo duerme bajo el arrullo de la luna blanca. Las aguas ruedan despacio sobre su destino redondo: fundirse con el mar, volver a ser nube, de nuevo lluvia, de nuevo río.

También la voz del juglar se adhiere a la rueda del tiempo: Envuelta en el poso de los siglos se muestra cada vez igual y distinta, diferentes sonidos, nuevas voces, palabras nuevas con acento viejo. Es el camino del hombre: siempre hacia adelante cargado con el peso de lo heredado y el afán de prestarle su huella a las orillas en los que otros también encontraron varada su barcaza.


El Duero, su recorrido iniciático nos recuerda aquel verso de Jorge Manrique...

"Nuestras vidas son los ríos que van a dar en la mar..."

Otras voces fueron parte de las aguas del Duero, ellas retornan igualmente como gotas de lluvia que fertilizan el alma de los nuevos poetas.


Luna lunera lunática, sales
cuando ya mengua mi anhelo de espera;
vuélvete nube, mi luna lunera,
pues ya de noche de nada me vales.

Deja que floten tus blancos cendales
en el azul con que tapa a su esfera
tu padre el Sol, que al hacer su carrera
te deja en prenda sus viejos pañales.

¡Ay, triste espejo de luz del ocaso!
Sin las estrellas en coro, ¿qué dices?
Mueres de día dejando tu vaso

pálido, frío, vacío, ¡infelices
los que de él beben tu ley del acaso!...
Luna lunera, no los martirices...

(Miguel de Unamuno)




domingo, 2 de diciembre de 2007

Guedejas de niebla

Las humedades del Duero y de sus hijos, esos ríos que lo alimentan con el agua de las montañas no tan lejanas, dejan a su paso guedejas de niebla que se enredan entre las copas de los árboles y envuelven las ciudades y los campos, dejando sus imágenes suspendidas en la memoria, a modo de ensueño que se adentra en la noche. Las ciudades duermen, las torres permiten entrever sus enhiestas figuras entre la bruma del crepúsculo.



Nieblas de diciembre, anuncio del letargo invernal en que parecen sumirse las tierras de la meseta, como si el reloj de la plaza se detuviera, como si el río apenas percibiera el empuje del tiempo.

Archivo del blog

Contratación y Contacto

email: ampagarot@yahoo.es

Estadisticas web