Cuaderno de bitácora de la travesía musical que realizan los cantautores Nino Sánchez y Amparo García-Otero
VISITA NUESTRA PÁGINA WEB

jueves, 22 de noviembre de 2007

Colaboradores

La barcaza de los juglares va recogiendo en las orillas del río a todos los que desean incluirse en este viaje, que pretende reunir el conjunto de los siglos en la palma de la mano y rodear de música nueva el verso antiguo en la misma medida en que una joya se guarda en un estuche.


Primero hablamos de Otto, nuestro arreglista, de Fernando, nuestro representante, los amigos de los juglares que han visitado el blog y algunos han salpicado la pantalla con sus comentarios y saludos.
Goyo nos ha ayudado con el blog, y ahora ha entrado en nuestro equipo una persona muy querida por mí: se trata de Concepción Criado, mi profesora de canto con la que estudié toda la carrera.

Le he pedido un favor, que ayude a Nino a recuperar "en todo su esplendor" la capacidad respiratoria, que quedó un poco dañada después de la intervención quirúrgica.
Lo cierto es que Nino, tan positivo, tan generoso consigo mismo y con la vida, ya ha recuperado bastante a base de ejercicios y su dulzaina vuelve a sonar con la misma alegría de siempre, pero con la ayuda de su nueva profesora, no sólo va a ampliar su capacidad pulmonar, sino que va a mejorar el brillo de su voz.


Concepción Criado ha preparado a multitud de cantantes líricos y a pesar de que ahora también quiere disfrutar de su tiempo, su experiencia y su excelente relación conmigo la han llevado a ofrecer este apoyo a Nino.
Según me ha comentado la profesora, el alumno es harto aventajado
.
Nino Sánchez posee un timbre de voz hermoso, su tesitura está en barítono-bajo, uno de los timbres menos comunes en España.

Conociendo a Nino y el entusiasmo que pone en todo lo que aborda, pronto vamos a escuchar una voz, si no nueva, sí enormente enriquecida en todos sus matices.

Es que a los juglares del Duero no les asusta el trabajo, aunque sea de sol a sol...


boomp3.com

4 comentarios:

José María González dijo...

El último comentario hizo gracia a Nino cuando vino a Barcelona.

Al hablar de las diferencias entre la gralla y la dulzaina castellana, le dije lo que decian los antiguos grallers, que eran en su mayoria gente del campo: "La gralla trabaja de sol a sol".

Amparo García - Otero dijo...

¡Muy bueno, José María! Pero no vayas a creer que los dulzaineros eran "señoritos". Los dulzaineros tradicionales no vivían exclusivamente de la música. Tambien eran personas del campo. Creo que todos los músicos de la tradición tenían que atender otros menesteres. Creo que la gran diferencia está entre los músicos "de lo popular" y los músicos "de carrera".

Un cariñoso saludo.

José María González dijo...

Es normal. Hay que poner las cosas en su contexto, sobre todo al hablar de las de antiguo.

Hay una reflexión muy buena, y tendria que buscar la fuente, que relaciona a los músicos "de carrera" con la desinéncia "ista", siendo "pianista, guitarrista, violinista,...".

En cambio los oficios tienen "ero", como "carpintero, relojero, dulzainero, tamborilero,...".

El pueblo identifica perfectamente a sus músicos y los denomina en función de la proximidad de éstos a su vida cotidiana.

Adéu!!!

Amparo García - Otero dijo...

Excelente apreciación, José María, la terminación "ista" y "ero". Pienso en "dulzain-ero" como "artesano de la música". El pianista, por ejemplo, era músico "de concierto", donde se citaban un ejecutante y un público que escuchaba. Sin embargo en el caso del dulzainero, el ejecutante realiza una labor de oficio. Es músico de "acompañamiento" para determinados eventos sociales: misa, procesión y sobre todo, el baile, donde el público es tan ejecutante como el músico.

Buena apreciación, muy buena.

¡Adéu, maco!

Archivo del blog

Contratación y Contacto

email: ampagarot@yahoo.es

Estadisticas web